Una gigante roja mudando de piel.

La estrella gigante roja pulsante R Sculptoris, AGB.
Imagen realizada con el VLTI (Very Large Telescope Interferometer).

En esta fantasmal imagen vemos a una distante estrella gigante roja pulsante conocida como R Sculptoris. Situada a 1.200 años luz de distancia, en la constelación de Sculptor, R Sculptoris es lo que se conoce como una estrella de la rama asintótica gigante (AGB, de Asymptotic Gyant Branch) rica en carbono, lo que significa que está acercándose al final de su vida. En esta etapa, las estrellas de masa baja e intermedia se enfrían, crean atmósferas extendidas y pierden mucha de su masa: van camino de convertirse en espectaculares nebulosas planetarias.


Pese a que comprendemos los conceptos básicos de este proceso de pérdida de masa, los astrónomos todavía están investigando cómo comienza en las zonas cercanas a la superficie de la estrella. La cantidad de masa perdida por una estrella realmente tiene enormes implicaciones en su evolución estelar, alterando su futuro y llevándola a convertirse en diferentes tipos de nebulosas planetarias. Durante el proceso, a medida que las estrellas AGB se encaminan hacia el final de sus vidas como nebulosas planetarias, producen una amplia gama de elementos (incluyendo el 50% de los elementos más pesados que el hierro), que luego son liberados al universo y utilizados posteriormente para hacer nuevas estrellas, planetas, lunas y, finalmente, los bloques básicos para la vida.

Una característica particularmente interesante de R Sculptoris, es su dominante punto brillante, que parece ser dos o tres veces más brillante que las regiones vecinas. Los astrónomos que captaron esta maravillosa imagen con el VLTI (Very Large Telescope Interferometer) de ESO, han concluido que R Sculptoris está rodeado de gigantes "cúmulos” de polvo estelar que se están desprendiendo y alejándose de esta estrella en transformación. Este punto brillante es, en realidad, una región alrededor de la estrella con poco o ningún polvo, lo que nos permite mirar en más profundidad la superficie estelar.

Crédito:
ESO/M. Wittkowski (ESO)

• Publicado en ESO el 12 de febrero del 2.018.
Artículo científico.