Messier 33, distinta visiones de la galaxia del Triángulo.

Messier 33 captada por el GALEX.
La galaxia del Triangulo, imagen por GALEX.

La misión GALEX de la NASA celebra su sexto aniversario estudiando galaxias más allá de nuestra Vía Láctea a través de su sensible telescopio ultravioleta, el único detector ultravioleta en el espacio. La misión estudia la forma, el brillo, el tamaño y la distancia de las galaxias distantes a lo largo de 10 mil millones de años de historia cósmica, dando a los científicos una gran cantidad de datos para ayudarnos a comprender mejor los orígenes del universo. Uno de estos objetos se representa aquí, la galaxia NGC 598, más comúnmente conocido como Messier 33.

La imagen muestra un mapa de la reciente historia de formación de estrellas de Messier 33. Las áreas azules y blancas brillantes son donde la formación estelar ha sido extremadamente activa durante los últimos millones de años. Los parches de amarillo y oro son regiones donde la formación estelar fue más activa hace 100 millones de años.

Además, la imagen ultravioleta muestra las estrellas jóvenes más masivas en Messier 33. Estas estrellas queman su gran fuente de combustible de hidrógeno rápidamente, calientes y brillantes mientras emiten la mayor parte de su energía en las longitudes de onda ultravioleta. En comparación con las estrellas de baja masa como nuestro Sol que viven durante miles de millones de años, estas estrellas masivas nunca alcanzan la vejez, teniendo una vida tan corta como unos pocos millones de años.

Crédito: 
NASA/JPL-Caltech

• Publicado en GALEX el 28 de abril del 2.009.

Galaxia triangular multiespectral.
Messier 33 en infrarrojos por el Spitzer.

Esta imagen es una mezcla de la imagen de Messier 33 del Galaxy Evolution Explorer GALEX y otra tomada por el Telescopio Espacial Spitzer de la NASA. Messier 33, uno de nuestros vecinos galácticos más cercanos, está a unos 2.9 millones de años luz de distancia en la constelación del Triángulo, parte de lo que se conoce como nuestro Grupo Local de galaxias.

Juntos, el Galaxy Evolution Explorer y Spitzer pueden ver un amplio espectro del cielo. Spitzer, por ejemplo, puede detectar la radiación del infrarrojo medio del polvo que ha absorbido la luz ultravioleta de las estrellas jóvenes. Eso es algo que Galaxy Evolution Explorer no puede ver. Esta imagen combinada muestra con asombroso detalle el hermoso y complicado entrelazado del polvo caliente y las estrellas jóvenes. En algunas regiones de Messier 33, el polvo se acumula donde hay muy poca luz ultravioleta lejana, lo que sugiere que las estrellas jóvenes están oscurecidas o que las estrellas más alejadas están calentando el polvo. En algunas de las regiones exteriores de la galaxia, ocurre todo lo contrario: hay muchas estrellas jóvenes y muy poco polvo.

La luz ultravioleta lejana de las estrellas jóvenes destella en azul, la luz ultravioleta cercana de las estrellas de edad intermedia se ilumina de verde, la luz infrarroja cercana de las estrellas viejas quema amarillo y naranja, y el polvo rico en moléculas orgánicas se quema rojo. Las pequeñas manchas azules fuera del disco espiral de Messier 33 son muy probablemente galaxias distantes de fondo. Esta imagen es un compuesto de cuatro bandas que, además de las dos bandas de ultravioleta, incluye el infrarrojo cercano como amarillo / naranja y el infrarrojo lejano como el rojo.

Crédito:
NASA/JPL-Caltech

• Publicado en Spitzer el 28 deabril del 2.009.