Entradas

Última entrada.

Persiste la incógnita en torno a qué enciende los halos de helio de las galaxias primigenias

Imagen
Un estudio busca en la galaxia IZw18, análoga a las primeras galaxias que aparecieron en el universo, el origen de la radiación que produce un halo de helio a su alrededor Hace unos trece mil trescientos millones de años se formaron las primeras galaxias, compuestas casi en su totalidad por hidrógeno y helio, los elementos primordiales que surgieron tras el Big Bang. Pobladas por un tipo de estrellas ya extintas, se hallan fuera de nuestra capacidad de observación, y en la actualidad se emplean galaxias “análogas” a aquellas primigenias para determinar sus propiedades, entre ellas el origen de unos extensos halos de helio ionizado comunes en las galaxias primitivas. IZw18, una galaxia cercana empleada como análogo desde hace décadas, muestra ahora que estos halos siguen siendo, de momento, inexplicables. Persiste la incógnita en torno a qué enciende los halos de helio de las galaxias primigenias. Crédito: IAA “La galaxia enana IZw18 es una de las galaxias más pobre en metales (en astro

Instantánea en espiral

Imagen
El corazón luminoso de la galaxia M61 domina esta imagen, enmarcada por sus brazos espirales sinuosos entrelazados con oscuros zarcillos de polvo. Además de las habituales bandas brillantes de estrellas, los brazos espirales de M61 están tachonados con parches de luz de color rojo rubí. Signos reveladores de la formación estelar reciente, estas regiones brillantes conducen a la clasificación de M61 como una galaxia de explosión estelar. El corazón luminoso de la galaxia M61 domina esta imagen, enmarcada por sus brazos espirales sinuosos entrelazados con oscuros zarcillos de polvo. Además de las habituales bandas brillantes de estrellas, los brazos espirales de M61 están tachonados con parches de luz de color rojo rubí. Signos reveladores de la formación estelar reciente, estas regiones brillantes conducen a la clasificación de M61 como una galaxia de explosión estelar. Aunque la brillante espiral de esta galaxia ofrece una vista espectacular, una de las características más interesantes

Caldwell 106

Imagen
Esta imagen del Hubble de Caldwell 106 muestra una brillante lluvia de estrellas antiguas que se mantienen unidas por su gravedad mutua. Los cúmulos globulares son ciudades estelares aisladas, hogar de cientos de miles de estrellas. Y al igual que el ritmo acelerado de las ciudades, hay mucha acción en estas metrópolis estelares. Las estrellas están en constante movimiento, orbitando alrededor del centro del cúmulo. Observaciones anteriores han demostrado que las estrellas más pesadas tienden a amontonarse en el área central del "centro", mientras que las estrellas ligeras residen en los suburbios menos poblados. Créditos: NASA, ESA y Hubble Heritage (STScI / AURA) -ESA / Hubble Collaboration; Agradecimiento: J. Mack (STScI) y G. Piotto (Universidad de Padova, Italia) A medida que las estrellas de tamaño mediano envejecen, se quedan sin hidrógeno, el "combustible" que utilizan en el proceso nuclear, y el núcleo de la estrella colapsa por su propio peso. Las capas ex

NICER de la NASA encuentra aumentos de rayos X en las ráfagas de radio del Púlsar del Cangrejo.

Imagen
Una colaboración científica global que utiliza datos del telescopio Explorador de composición interior de la estrella de neutrones (NICER) de la NASA en la Estación Espacial Internacional ha descubierto oleadas de rayos X que acompañan a las explosiones de radio del púlsar en la Nebulosa del Cangrejo. El hallazgo muestra que estas explosiones, llamadas pulsos de radio gigantes, liberan mucha más energía de lo que se sospechaba anteriormente. La Nebulosa del Cangrejo, la nube de escombros en expansión de seis años luz de ancho de una explosión de supernova, alberga una estrella de neutrones que gira 30 veces por segundo y se encuentra entre los púlsares más brillantes del cielo en longitudes de onda de radio y rayos X. Este compuesto de imágenes del telescopio espacial Hubble revela diferentes gases expulsados en la explosión: el azul revela oxígeno neutro, el verde muestra azufre ionizado individualmente y el rojo indica oxígeno doblemente ionizado. Crédito: NASA, ESA, J. Hester y A.

Caldwell 105

Imagen
Este enjambre de estrellas es Caldwell 105, una colección estelar densamente compacta conocida como cúmulo globular. Estas garras compactas contienen típicamente cientos de miles de estrellas, todas unidas por su gravedad mutua. Las estrellas que se muestran aquí son muy antiguas, algunos de los primeros habitantes de la Vía Láctea, nacieron en el momento de la formación de nuestra galaxia. Los científicos apuntan a los cúmulos globulares para su estudio debido a su potencial para ayudar a revelar información sobre la formación y evolución de las galaxias. Créditos: ESA / Hubble y NASA Las sutiles diferencias de color salpicadas en esta imagen del Hubble, que fue tomada en luz visible e infrarroja con la Cámara avanzada para encuestas, en realidad revelan mucho sobre las estrellas que habitan el cúmulo. Eso es porque el color de una estrella revela su temperatura. Nuestro Sol produce más luz amarilla que cualquier otro color porque la temperatura de su superficie es de aproximadamente

Caldwell 104

Imagen
Esta imagen del Hubble captura lo que parece una bomba de brillo galáctico en el cielo nocturno. Caldwell 104, también catalogado como NGC 362, es un cúmulo de estrellas globulares ubicado a unos 27.000 años luz de distancia. Entre los primeros pobladores del universo, los cúmulos globulares son islas con forma de globo de nieve de varios cientos de miles (o más) de estrellas antiguas. Los cúmulos globulares como Caldwell 104 residen típicamente en el halo de una galaxia espiral, que es un área esférica relativamente escasamente poblada que rodea la galaxia como un caparazón. Son parte integral del nacimiento y crecimiento de sus galaxias anfitrionas. Créditos: ESA / Hubble & NASA Caldwell 104 es uno de los 150 cúmulos globulares de la Vía Láctea, pero se destaca del resto. El racimo es inusualmente joven, como lo indica su composición. Después del Big Bang, el universo estaba formado únicamente por hidrógeno y un poco de helio. Las primeras estrellas se formaron a partir de este m

El primer cometa interestelar puede ser el más prístino jamás encontrado

Imagen
Nuevas observaciones llevadas a cabo con el Very Large Telescope, del Observatorio Europeo Austral (VLT de ESO), indican que el cometa errante 2I/Borisov, el segundo visitante interestelar detectado recientemente en nuestro Sistema Solar, es uno de los más prístinos jamás observados. Los astrónomos sospechan que lo más probable es que el cometa nunca haya pasado cerca de una estrella, por lo que sería una reliquia inalterada de la nube de gas y polvo en la que se formó. Esta imagen fue obtenida con el instrumento FORS2, instalado en el Very Large Telescope de ESO, a finales de 2019, cuando el cometa 2I/Borisov pasó cerca del Sol. Mientras el telescopio seguía la trayectoria del comenta, y dado que viajaba a una velocidad vertiginosa (unos 175000 kilómetros por hora), las estrellas de fondo aparecen como rayas de luz. Los colores de estas rayas dan a la imagen un estilo “disco” y son el resultado de combinar observaciones en diferentes bandas de longitud de onda, resaltadas por los dive

Una superburbuja estrellada

Imagen
Esta zona de cielo ligeramente brillante es, en realidad, una burbuja caliente de gas de hidrógeno (llamada Sh 2-305) que ha sido bombardeada por la intensa radiación de estrellas cercanas. Estas nubes de gas se conocen como nebulosas de emisión o regiones HII (pronunciado "hache dos"). La radiación en cuestión está en la parte ultravioleta del espectro y se cree que emana de, al menos, dos estrellas de tipo O y, probablemente, de varias más. Esta clase estelar es la más brillante y caliente que conocemos: estas estrellas pueden ser hasta 90 veces más masivas que el Sol y un millón de veces más brillantes. Nebulosa de emisión SH 2-305. Junto con cinco burbujas vecinas, Sh 2-305 pertenece a un complejo gigante de densas nubes de polvo y gas y, a mayor escala, a un enorme anillo llamado megaburbuja de formación estelar GS234-02 (situada en el brazo de la constelación de Perseo). Esta imagen se obtuvo en el marco del programa Joyas cósmicas de ESO, una iniciativa de divulgación

Descubren huevos estelares cerca de centro galáctico

Imagen
Un equipo de astrónomos descubrió, gracias al Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), estrellas recién nacidas ocultas alrededor del centro de la Vía Láctea. En estudios anteriores se había sugerido que esa región era demasiado inhóspita para la formación de estrellas debido a la existencia de intensas fuerzas gravitacionales, los fuertes campos magnéticos, la presencia de partículas altamente energéticas y las frecuentes explosiones de supernovas. Los recientes hallazgos demuestran que los procesos de formación estelar son más resilientes de lo que se creía, y sugieren la presencia de actividad de formación estelar dentro de densas nubes de gas molecular alrededor del centro galáctico que podrían, en el futuro, producir brotes de formación estelar. Imagen compuesta a pseudocolor de chorros de gas de estrellas recién nacidas en el centro galáctico obtenida con ALMA. El gas que se desplaza hacia nosotros se muestra en azul y el que se aleja está representado en rojo. Crédit

Se descubren los primeros rayos X en Urano

Imagen
Los astrónomos han detectado rayos X de Urano por primera vez, utilizando el Observatorio de rayos X Chandra de la NASA . Este resultado puede ayudar a los científicos a aprender más sobre este enigmático planeta gigante de hielo en nuestro sistema solar. Chandra capturó los primeros rayos X de Urano durante las observaciones obtenidas en 2002 y 2017, un descubrimiento que puede ayudar a los científicos a aprender más sobre este planeta gigante de hielo. Los investigadores creen que la mayoría de los rayos X provienen de los rayos X solares que se dispersan en la atmósfera de Urano y en su sistema de anillos. Algunos de los rayos X también pueden ser de auroras en Urano, un fenómeno que se ha observado previamente en otras longitudes de onda. Esta imagen muestra una imagen compuesta de Urano con datos de rayos X de Chandra tomados en 2002 y datos ópticos del telescopio Keck en Hawai. Crédito: Rayos X: NASA / CXO / University College London / W. Dunn et al; Óptico (HRC): W.M. Observator