Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2019

El análisis del núcleo del cometa 67P revela la homogeneidad del interior del cometa.

Imagen
Los científicos cuestionaban si los procesos de erosión en cometas bilobulados como 67P podían estar condicionados por su origen a partir de la colisión entre dos objetos.
Los cometas son cuerpos helados que pierden polvo y gas a medida que se acercan al Sol, por lo que se van degradando con el tiempo. Entender los procesos de erosión que se dan en el núcleo del cometa y saber cómo modifican su forma global ayuda a conocer la evolución y la estructura interna de estos objetos y, por tanto, las condiciones en las que comenzó a formarse nuestro Sistema Solar.
Uno de los principales objetivos de la misión Rosetta de la ESA consistía en obtener información sobre el núcleo de 67P/Churyumov-Gerasimenko. Nada más tomar las primeras imágenes, los científicos quedaron sorprendidos por la peculiar forma del núcleo. Este era bilobulado, presumiblemente fruto de una colisión entre dos objetos que se unieron formando un solo cuerpo. Dada la forma que presentaba el 67P, los científicos se preguntar…

Las dos poblaciones misteriosas de NGC 2419.

Imagen
Un cúmulo globular.

Los cúmulos globulares como NGC 2419, visibles en esta imagen tomada con el Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA, no solo son hermosos, sino también fascinantes. Son grupos esféricos de estrellas que orbitan el centro de una galaxia; en el caso de NGC 2419, esa galaxia es la Vía Láctea. NGC 2419 se puede encontrar a unos 300 000 años luz del Sistema Solar, en la constelación Lynx (la Lynx).
Las estrellas que pueblan los cúmulos globulares son muy similares entre sí, con propiedades similares como la metalicidad. La similitud de estos cúmulos estelares se debe a su formación temprana en la historia de la galaxia. Como las estrellas en un cúmulo globular se formaron aproximadamente al mismo tiempo, tienden a mostrar propiedades razonablemente homogéneas. Se creía que esta similitud también se extendía al contenido estelar de helio; es decir, se pensó que todas las estrellas en un cúmulo globular contendrían cantidades comparables de helio.
Sin embargo, las obs…

Los agujeros negros "parpadean".

Imagen
Pequeño pero brillante.

En la cercana galaxia Whirlpool y su galaxia compañera, Messier 51b, dos agujeros negros supermasivos se calientan y devoran el material circundante. Estos dos monstruos deberían ser las fuentes de rayos X más luminosas a la vista, pero un nuevo estudio que utiliza observaciones de la misión NuSTAR (Conjunto de telescopios espectroscópicos nucleares) de la NASA muestra que un objeto mucho más pequeño está compitiendo con los dos gigantes.
Las características más impresionantes de la galaxia Whirlpool, oficialmente conocida como Messier 51a, son los dos "brazos" largos y llenos de estrellas que se enroscan alrededor del centro galáctico como cintas. El mucho más pequeño M51b se aferra como un percebe al borde del Whirlpool. Conocidas colectivamente como Messier 51, las dos galaxias se están fusionando.
En el centro de cada galaxia hay un agujero negro supermasivo millones de veces más masivo que el Sol. La fusión galáctica debería empujar enormes canti…

Fabricando ADN alienígena.

Imagen
Investigación financiada por la NASA crea una molécula similar al ADN para ayudar en la búsqueda de vida alienígena.
En un avance de investigación financiado por la NASA, los científicos han sintetizado un sistema molecular que, como el ADN, puede almacenar y transmitir información. Esta hazaña sin precedentes sugiere que podría haber una alternativa a la vida basada en el ADN, tal como la conocemos en la Tierra, un sistema genético para la vida que puede ser posible en otros mundos.
Este nuevo sistema molecular, que no es una nueva forma de vida, sugiere que los científicos que buscan vida más allá de la Tierra pueden necesitar repensar lo que están buscando. La investigación aparece en la edición del jueves de la revista Science.
El ADN es una molécula compleja que almacena y transmite información genética, se transmite de padres a hijos en todos los organismos vivos de la Tierra, y sus componentes incluyen cuatro ingredientes clave llamados nucleótidos, todos estándares para la vid…

Nuevos datos sobre ondas espirales detectadas en manchas solares.

Imagen
Fenómeno oscilatorio con forma de espiral hallado en manchas solares.
Un estudio internacional, liderado por investigadores del IAC, desvela detalles inéditos sobre la naturaleza de un tipo singular de fenómeno oscilatorio con forma de espiral hallado en manchas solares. La investigación, publicada en la revista Astronomy & Astrophysics, se ha realizado gracias a observaciones con el telescopio solar GREGOR, ubicado en el Observatorio del Teide.
El Sol alberga multitud de fenómenos oscilatorios que se manifiestan desde las capas más profundas de su interior hasta las capas más externas de su atmósfera. El estudio de estas ondas es un problema fundamental de la física solar. Por un lado, se cree que las ondas juegan un papel clave en el balance energético de nuestra estrella, siendo uno de los candidatos propuestos para explicar las altas temperaturas medidas en la cromosfera y en la corona solar. Por otro lado, el estudio de las oscilaciones sirve para caracterizar la estructura d…

Descubren anillo de sal alrededor de joven estrella.

Imagen
Buscando metales en estrella joven y masiva.

Gracias al Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), un equipo de astrónomos y químicos detectó huellas químicas de cloruro de sodio (NaCl) y otros componentes salinos emanadas del disco de polvo que rodea Orion Source I, una estrella joven y masiva que habita una nube de polvo detrás de la nebulosa de Orión.
“Es increíble que podamos ver estas moléculas”, celebra Adam Ginsburg, titular de una beca Jansky en el Observatorio Radioastronómico Nacional de Estados Unidos (NRAO) en Socorro (Nuevo México, EE. UU.) y autor principal de un artículo aceptado para publicarse en The Astrophysical Journal. “Como hasta ahora solo habíamos visto estos componentes en las capas externas que se despegan de las estrellas moribundas, todavía no sabemos del todo qué significa este hallazgo. Pero la naturaleza de este fenómeno demuestra que el entorno de esta estrella es muy inusual”.
Para detectar moléculas en el espacio, los astrónomos usan radiote…

Los límites de la atmósfera terrestre.

Imagen
La atmósfera terrestre llega hasta la Luna y más allá.

La región más distante de nuestra atmósfera se extiende más allá de la órbita lunar, hasta alcanzar dos veces la distancia a nuestro satélite natural. 
Gracias a datos recopilados por el Observatorio Heliosférico y Solar (SOHO) de la ESA/NASA, un reciente descubrimiento muestra que la capa de gas que envuelve la Tierra tiene un radio de 630.000 km, 50 veces el diámetro de nuestro planeta. 
“La Luna orbita por dentro de la atmósfera terrestre”, apunta Igor Baliukin, del Instituto de Investigación Espacial ruso y autor principal del artículo que presenta los resultados.
“No éramos conscientes de ello hasta que recuperamos las observaciones realizadas hace más de dos décadas por SOHO”.
En la región donde la atmósfera se funde en el espacio exterior, hay una nube de átomos de hidrógeno denominada “geocorona”. Uno de los instrumentos del satélite, SWAN, utilizó sus sensores para seguir la firma de hidrógeno y detectar con precisión has…

El polvo en explosiones de supernova.

Imagen
SOFIA encuentra que el polvo sobrevive a la obliteración en Supernova 1987A.
Las partículas de polvo se forman cuando las estrellas gigantes rojas se extinguen y se convierten en parte de las nubes interestelares de diversos tamaños, densidades y temperaturas. Este polvo cósmico es destruido por las ondas explosivas de supernova, que se propagan a través del espacio a más de 6.000 millas por segundo (10.000 km / s).
Las explosiones de supernova se encuentran entre los eventos más poderosos del universo, con un brillo máximo equivalente a la luz de miles de millones de estrellas individuales. La explosión también produce una onda expansiva que destruye casi todo a su paso, incluido el polvo en el medio interestelar circundante, el espacio entre las estrellas. Las teorías actuales predicen cuándo una explosión de supernova barre una región del espacio, gran parte del polvo se destruiría, por lo que debería quedar poco polvo.
Sin embargo, las observaciones con SOFIA cuentan una historia …

La música en el universo.

Imagen
En la Sinfonía del Sistema Solar, el campo magnético de la Tierra deja caer el ritmo.
El espacio no es silencioso. De hecho, toda una orquesta de instrumentos llena nuestro entorno cercano a la Tierra con sonidos misteriosos. Los científicos han sabido durante mucho tiempo acerca de los fenómenos espaciales que involucran ondas electromagnéticas que viajan alrededor de la Tierra que resuenan como instrumentos de cuerda y silbidos como instrumentos de viento. Ahora, una nueva investigación publicada en Nature Communications ha agregado un miembro de percusión al conjunto cósmico: un tambor gigante, activado por chorros de plasma que golpean el límite de la burbuja magnética protectora que rodea nuestro planeta.
Esta burbuja magnética, conocida como la magnetosfera, está encerrada en una región límite conocida como la magnetopausa, nuestra primera barrera contra las partículas de alta energía provenientes del sol. En la magnetopausa, la mayoría de las partículas solares se desvían alred…

Canicas azules.

Imagen
Urano y Neptuno.

Situados más allá de Júpiter y Saturno en nuestro Sistema Solar, estos dos planetas solo han sido visitados una vez, y por poco tiempo. La sonda Voyager 2 de la NASA sobrevoló Urano en 1986 y Neptuno en 1989, capturando los únicos primeros planos detallados que tenemos de estos mundos lejanos.
Las primeras imágenes de Neptuno revelaron un planeta con una atmósfera dinámica, que incluía dos misteriosos vórtices oscuros. En cambio, Urano parecía no presentar formación alguna. En cualquier caso, se trataba de instantáneas, incapaces de capturar los cambios en la atmósfera de estos planetas.
Todo cambió con el telescopio espacial Hubble, que con una frecuencia más o menos anual ha ido siguiendo la evolución de estos distantes planetas a medida que experimentaban los dilatados cambios estacionales debidos a sus órbitas, de décadas de duración; efectivamente, un año uraniano equivale a 84 de nuestros años, mientras que Neptuno tarda 165 años terrestres en dar una vuelta al …