Brillo estelar en Canis Mayor.

NGC 2362.
Tau Canis Mayor.

Es imposible no distinguir a la estrella de esta imagen de la semana de ESO: brillando intensamente en el centro, el masivo sistema estelar múltiple Tau Canis Majoris, el miembro más brillante del cúmulo Tau Canis Majoris (NGC 2362) en la constelación homónima Can Mayor. Aparte de Tau Canis Majoris, el cúmulo está poblado por muchas estrellas jóvenes que llaman menos la atención y que sólo tienen cuatro o cinco millones de años, por lo que todas están comenzando su vida cósmica.

El cúmulo Tau Canis Majoris es un cúmulo abierto, un grupo de estrellas nacidas de la misma nube molecular. Esto significa que todas las habitantes del cúmulo comparten una composición química común y están ligeramente unidas por la gravedad. Haber nacido juntas convierte a este entorno en un laboratorio ideal para probar las teorías de evolución estelar, la cadena de acontecimientos que conduce del nacimiento de una estrella en una nube de gas fría y densa a su desenlace final.

Aunque las estrellas de esta imagen nacieron al mismo tiempo, sus diferentes masas implican que llevarán vidas muy diferentes. Tau Canis Majoris es una de las estrellas más masivas, por lo que pertenece a un tipo de estrella de vida corta, ya que quemará el combustible de su núcleo mucho antes que sus compañeras, más pequeñas, que seguirán brillando durante miles de millones de años.

Esta imagen proviene del programa Joyas cósmicas de ESO, una iniciativa de divulgación que utiliza los telescopios de ESO para producir imágenes de objetos interesantes, enigmáticos o visualmente atractivos, con un fin educativo y divulgativo. El programa hace uso de tiempo de telescopio que no puede utilizarse para observaciones científicas. Todos los datos obtenidos están también disponibles para su uso científico y se ponen a disposición de los astrónomos a través de los archivos científicos de ESO.

Crédito: ESO.

• Publicado el 18 de marzo del 2.019, enlace artículo.

Comentarios