NGC 7354, una nebulosa planetaria

Formando caparazones ahumados.
NGC 7354.

Ubicado en una región relativamente vacía del espacio a unos 4.200 años luz de distancia y difícil de observar usando un telescopio de aficionado, la solitaria nebulosa planetaria NGC 7354 se la suele pasar por alto. Sin embargo, gracias a esta imagen capturada por el Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA, podemos ver esta brillante bola de luz ahumada en un detalle espectacular.

Así como las estrellas fugaces no son realmente estrellas y las lámparas de lava en realidad no contienen lava, las nebulosas planetarias no tienen nada que ver con los planetas. El nombre fue acuñado por Sir William Herschel porque cuando vio por primera vez una nebulosa planetaria a través de un telescopio, sólo pudo identificar una esfera nebulosa y ahumada, similar a planetas gaseosos como Urano. El nombre se ha pegado a pesar de que los telescopios modernos hacen obvio que estos objetos no son planetas en absoluto, sino las brillantes capas exteriores gaseosas lanzadas por una estrella moribunda y caliente.

El Hubble en órbita.
Se cree que los vientos de la estrella central desempeñan un papel importante en la determinación de la forma y morfología de las nebulosas planetarias. La estructura de NGC 7354 es relativamente fácil de distinguir. Consiste en una cáscara externa circular, una cáscara interna elíptica, una colección de nudos brillantes concentrados aproximadamente en el centro y dos chorros simétricos que tiran hacia fuera de cualquier lado. Las investigaciones sugieren que estas características podrían deberse a una estrella central asociada, sin embargo, la presencia de una segunda estrella en NGC 7354 aún no se ha confirmado.

NGC 7354 reside en Cepheus, una constelación que lleva el nombre del mítico rey Cepheus de Aethiopia y tiene aproximadamente medio año luz de diámetro.

Crédito:
ESA / Hubble y NASA

Publicado en Hubble el 10 de diciembre del 2.012.

Entradas más visitadas de los últimos 30 días.

Del material que están hechos los agujeros negros.

ESO 456-67, nebulosa planetaria.

Las grandes sorpresas pueden venir en pequeños paquetes.

El Hubble Ultra Deep Field y MACS J1149.5 + 2223.

Júpiter y el cometa Shoemaker-Levy 9.

Estudio en escarlata.

Arp 244, la galaxia de las antenas por el Hubble.

Fusiones de galaxias generan ondas de radio.

Cómo convertirse en una estrella.

NGC 2100, cúmulo estelar abierto.