WR 31a, estrella Wolf-Rayet.

Una burbuja azul en Carina.
WR 31a.

Centelleando en el centro de esta hermosa imagen del Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA podemos observar una estrella tipo Wolf-Rayet conocida como WR 31a situada a unos 30.000 años luz de distancia en la constelación de Carina.

La burbuja azul distintiva que rodea a WR 31a y a su compañero estelar no catalogado es una nebulosa Wolf-Rayet. Una nebulosa Wolf-Rayet es una nube interestelar de polvo, hidrógeno, helio y otros gases creada cuando los vientos estelares rápidos interactúan con las capas externas de hidrógeno expulsadas por las estrellas del tipo Wolf-Rayet. Esta clase de nebulosas son con frecuencia anulares o esféricas. La burbuja se calcula que se ha formado hace unos 20.000 años y se está expandiendo a una tasa de alrededor de 220.000 kilómetros por hora

Desafortunadamente, el ciclo de vida de una estrella tipo Wolf-Rayet es de sólo unos cientos de miles de años, el parpadeo de un ojo en términos cósmicos. A pesar de comenzar la vida con una masa de al menos 20 veces la del Sol, las estrellas Wolf-Rayet suelen perder la mitad de su masa en menos de 100.000 años y WR 31a no es una excepción a este caso. Por lo tanto, terminará su vida como una supernova espectacular y el material estelar expulsado de su explosión alimentará más tarde a una nueva generación de estrellas y planetas.

Crédito: 
ESA/Hubble & NASA; Reconocimiento: Judy Schmidt

Lo más visto del mes.

La misión Kepler de la NASA descubre un planeta similar a la Tierra más grande y más viejo.

Descubierto el mundo templado más cercano orbitando una estrella tranquila.

Se descubre un planeta en la zona habitable que rodea a la estrella más cercana.

El Quinteto de Stephan por el Hubble.

La nebulosa del Pequeño Fantasma.

Reescribiendo la historia

Auroras de Rayos X Pulsantes Independientes de Júpiter.

Una burbujeante celebración cósmica.

El Telescopio William Herschel de La Palma y el nuSTAR miden el chorro de un agujero negro.

Puesta estelar brillante en Orión.