El fantasma de Cassiopeia.

IC 63, la nebulosa fantasma.
IC 63, apodada la Nebulosa Fantasma, está a unos 550 años luz de la Tierra. La nebulosa se clasifica como una nebulosa de reflexión, ya que refleja la luz de una estrella cercana, y como una nebulosa de emisión, ya que libera la radiación de hidrógeno alfa. Ambos efectos son causados por la estrella gigantesca Gamma Cassiopeiae. La radiación de esta estrella también está causando que la nebulosa se disipe lentamente. Crédito: ESA / Hubble, NASA.

A unos 550 años luz de distancia, en la constelación de Cassiopeia, se encuentra IC 63, una nebulosa asombrosa y un tanto misteriosa. También conocida como el fantasma de la Casiopea, la nebulosa IC 63 está siendo formada por la radiación de una estrella variable impredecible cercana, la Gamma Cassiopeiae, que erosiona lentamente la nube fantasmal de polvo y gas. Este fantasma celestial es el telón de fondo perfecto para la próxima fiesta de All Hallow's Eve, más conocida como Halloween.

La constelación de Casiopea, llamada así por una reina vana en la mitología griega, toma la forma de "W" o "M", depende del punto de vista del observador, fácilmente reconocible en el cielo nocturno boreal. El punto central de la W está marcado por una estrella dramática llamada Gamma Cassiopeiae.

Localización de la nebulosa IC 63 en la constelación de Cassiopeia desde la situación
y fecha/hora indicados.  Imagen realizada con el programa Stellarium.
La notable Gamma Cassiopeiae es una estrella variable subgigante azul-blanca rodeada por un disco gaseoso. Esta estrella es 19 veces más masiva y 65.000 veces más brillante que nuestro Sol. También gira a la increíble velocidad de 1,6 millones de kilómetros por hora, más de 200 veces más rápido que nuestra estrella madre. Esta frenética rotación le da un aspecto aplastado. La rotación rápida causa erupciones de masa de la estrella en un disco circundante. Esta pérdida de masa está relacionada con las variaciones de brillo observadas.

La radiación de Gamma Cassiopeiae es tan poderosa que incluso afecta a IC 63, a veces apodada la Nebulosa Fantasma, que se encuentra a varios años luz de la estrella. IC 63 es visible en esta imagen tomada por el Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA.

Los colores en la misteriosa nebulosa muestran cómo la nebulosa se ve afectada por la poderosa radiación de la estrella distante. El hidrógeno dentro de IC 63 está siendo bombardeado con radiación ultravioleta de Gamma Cassiopeiae, lo que hace que sus electrones ganen energía que luego liberan como radiación alfa de hidrógeno, visible en rojo en esta imagen.

Vista terrestre del cielo alrededor de IC 63. Esta imagen muestra el cielo alrededor
de la nebulosa IC 63, apodada la Nebulosa Fantasma. Fue creado a partir de imágenes
que forman parte de Digitized Sky Survey 2. El campo de visión está dominado por
la estrella brillante Gamma Cassiopeiae, que tiene una profunda influencia en IC 63.
IC 63 es solo una de varias estructuras nebulosas que rodean a Gamma Cassiopeiae
todos los cuales están afectados por la radiación emitida por la estrella subgigante
azul-blanca. Crédito: ESA / Hubble, NASA, Digitized Sky Survey 2,
Agradecimiento: Davide de Martin.
Esta radiación de hidrógeno alfa hace que la IC 63 sea una nebulosa de emisión, pero también vemos luz azul en esta imagen. Esta es la luz de Gamma Cassiopeiae que ha sido reflejada por partículas de polvo en la nebulosa, lo que significa que IC 63 también es una nebulosa de reflexión.

Esta nebulosa colorida y fantasmal se disipa lentamente bajo la influencia de la radiación ultravioleta de Gamma Cassiopeiae. Sin embargo, IC 63 no es el único objeto bajo la influencia de la estrella poderosa. Es parte de una región nebulosa mucho más grande que rodea a Gamma Cassiopeiae que mide aproximadamente dos grados en el cielo, aproximadamente cuatro veces más ancha que la Luna llena.

Esta región se ve mejor desde el hemisferio norte durante el otoño y el invierno. Aunque es alto en el cielo y visible todo el año desde Europa, es muy oscuro, por lo que su observación requiere un telescopio bastante grande y un cielo oscuro.

Desde la atmósfera de la Tierra, el Hubble nos da una visión que no podemos esperar ver con nuestros ojos. Esta foto es posiblemente la imagen más detallada que jamás se haya tomado de IC 63, y muestra maravillosamente las capacidades del Hubble.

Más información.
El Telescopio Espacial Hubble es un proyecto de cooperación internacional entre la ESA y la NASA.

Crédito de la imagen: NASA, ESA.

Enlaces de interés:

Contactos.
Mathias Jäger
ESA / Hubble, responsable de información pública
Garching, Alemania
Tel: +49 176 62397500
Correo electrónico: mjaeger@partner.eso.org