Diferentes generaciones estelares componen este cúmulo globular.

El cúmulo globular NGC 1866.
Una agrupación de estrellas sujetas por la gravedad.

Los cúmulos de estrellas son estructuras comunes en todo el Universo, cada una formada por cientos de miles de estrellas, todas unidas por la gravedad. Esta imagen llena de estrellas, tomada con la Cámara de campo ancho 3 (WFC3) del Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA, muestra una de ellas: NGC 1866.

NGC 1866 se encuentra en los bordes de la Gran Nube de Magallanes, una pequeña galaxia ubicada cerca de la Vía Láctea. El cúmulo fue descubierto en 1826 por el astrónomo escocés James Dunlop, quien catalogó miles de estrellas y objetos de cielo profundo durante su carrera.

Testeando la WFC3 del Hubble.
Sin embargo, NGC 1866 no es un cúmulo ordinario. Es un cúmulo globular sorprendentemente joven situado lo suficientemente cerca como para que sus estrellas puedan estudiarse individualmente, ¡no es una hazaña dada las enormes distancias que implica estudiar el cosmos! Todavía hay debate sobre cómo se forman los cúmulos globulares, pero observaciones como esta han revelado que la mayoría de sus estrellas son viejas y tienen una baja metalicidad. En astronomía, los "metales" son cualquier elemento distinto del hidrógeno y el helio; dado que las estrellas forman elementos más pesados ​​dentro de su núcleo cuando llevan a cabo la fusión nuclear a lo largo de su vida, una baja metalicidad indica que una estrella es muy antigua, ya que el material del que se formó no se enriqueció con muchos elementos pesados. Es posible que las estrellas dentro de los cúmulos globulares sean tan antiguas que en realidad fueron algunas de las primeras en formarse después del Big Bang.

En el caso de NGC 1866, sin embargo, no todas las estrellas son iguales. Se cree que diferentes poblaciones, o generaciones, de estrellas coexisten dentro del cúmulo. Una vez que se formó la primera generación de estrellas, es posible que el cúmulo se haya encontrado con una nube gigante de gas que provocó una nueva ola de formación de estrellas y dio lugar a una segunda generación de estrellas más joven, lo que explica por qué parece sorprendentemente joven.

Crédito: ESA / Hubble y NASA

• Publicado en Hubble el 19 de noviembre del 2.018, enlace noticia.