Sombra cósmica de HBC 672.

El Hubble revela la sombra cósmica de un murciélago en la Cola de la Serpiente.
Esta imagen, tomada con el telescopio espacial Hubble de la NASA / ESA, muestra la Nebulosa Serpens, una guardería estelar a unos 1300 años luz de distancia. Dentro de la nebulosa, en la parte superior derecha de la imagen, se crea una sombra por el disco protoplanetario que rodea la estrella HBC 672. Mientras que el disco de escombros es demasiado pequeño para ser visto incluso por el Hubble, su sombra se proyecta sobre la nube en la cual nació. En esta vista, la sombra, apodada Bat Shadow, abarca aproximadamente 200 veces el diámetro de nuestro propio Sistema Solar. Un fenómeno de sombra de aspecto similar puede verse emanando de otra estrella joven, en la parte superior izquierda de la imagen. Crédito: NASA, ESA, y STScI.

El Telescopio Espacial Hubble de la NASA/ESA ha capturado parte de la maravillosa Nebulosa Serpens, iluminada por la estrella HBC 672. Esta joven estrella proyecta una sorprendente sombra, apodada Bat Shadow, la sombra del murciélago, en la nebulosa detrás de ella, revelando signos reveladores de por lo demás su invisible disco protoplanetario.

Esta imagen muestra la Nebulosa Serpens vista por el instrumento HAWK-I
instalado en el Telescopio Muy Grande del Observatorio Europeo Austral (VLT). Los filtros
utilizados por HAWK-I para crear esta imagen cubren longitudes de onda similares
a los filtros utilizados por Hubble. Crédito: ESO.
La Nebulosa Serpens, ubicada en la cola de la Serpiente (Serpens Cauda) a unos 1.300 años luz de distancia, es una nebulosa de reflexión que debe la mayor parte de su brillo a la luz emitida por estrellas como HBC 672, una joven estrella anidada en sus polvorientos pliegues. En esta imagen, el Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA ha expuesto dos vastas sombras en forma de cono que emanan de HBC 672.

Estas sombras colosales en la Nebulosa Serpens son proyectadas por el disco protoplanetario que rodea HBC 672. Al aferrarse fuertemente a la estrella, el disco crea una sombra imponente, mucho más grande que el disco, aproximadamente 200 veces el diámetro de nuestro propio Sistema Solar. La sombra del disco es similar a la producida por una pantalla de lámpara cilíndrica. La luz se escapa de la parte superior e inferior de la sombra, pero a lo largo de su circunferencia, se forman oscuros conos de sombra.

El disco en sí es tan pequeño y alejado de la Tierra que ni siquiera el Hubble puede detectarlo rodeando a su estrella anfitriona. Sin embargo, la función de sombra, apodada Bat Shadow, revela detalles de la forma y la naturaleza del disco. La presencia de una sombra implica que el disco se está viendo casi al borde.

El HST de la NASA/ESA, imagen de la misión de mantenimineto 4.



Si bien la mayor parte de la sombra es completamente opaca, los científicos pueden buscar diferencias de color en sus bordes, por donde pasa algo de luz. Usando la forma y el color de la sombra, pueden determinar el tamaño y la composición de los granos de polvo en el disco.

Toda la Nebulosa Serpens, de la que esta imagen muestra solo una pequeña parte, podría albergar más de estas proyecciones de sombra. La nebulosa envuelve a cientos de estrellas jóvenes, muchas de las cuales también podrían estar en el proceso de formar planetas en un disco protoplanetario.

Aunque los discos de proyección en la sombra son comunes alrededor de las estrellas jóvenes, la combinación de un ángulo de visión de borde y la nebulosa circundante es rara. Sin embargo, en una improbable coincidencia, se puede ver un fenómeno de sombra de aspecto similar que emana de otra estrella joven, en la parte superior izquierda de la imagen.

Estas valiosas ideas sobre los discos protoplanetarios alrededor de estrellas jóvenes permiten a los astrónomos estudiar nuestro propio pasado. El sistema planetario en el que vivimos surgió una vez de un disco protoplanetario similar cuando el Sol tenía solo unos pocos millones de años. Al estudiar estos discos distantes, podemos descubrir la formación y evolución de nuestro propio hogar cósmico.

Más información
El Telescopio Espacial Hubble es un proyecto de cooperación internacional entre la ESA y la NASA.

Crédito de la imagen: NASA, ESA.

Contactos
Mathias Jäger
ESA / Hubble, responsable de información pública
Garching bei München, Alemania
Celular: +49 176 62397500
Correo electrónico: mjaeger@partner.eso.org

• Publicado en Hubble el 31 de octubre del 2.018. enlace publicación.