Imagen de múltiples filtros de NGC 3344.

La galaxia espiral barrada NGC 3344.
Imagen multi espectral de NGC 3344.

Belleza, gracia, misterio: esta magnífica galaxia espiral tiene todas las cualidades de un Valentine galáctico perfecto. Capturada por el Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA, la galaxia NGC 3344 se presenta de frente, permitiendo a los astrónomos una vista detallada de su intrincada y elegante estructura. Y la capacidad de Hubble para observar objetos en una amplia gama de diferentes longitudes de onda revela características que de otro modo permanecerían invisibles.

Las galaxias espirales son algunas de las vistas más espectaculares del cielo, pero para un observador no todas se ven iguales. Algunos se ven de canto o perfil, dando a los astrónomos una excelente idea de la estructura vertical de la galaxia; otros se ven en un ángulo, proporcionando una pista del tamaño y la estructura de los brazos espirales; mientras que otros son vistos de frente, exhibiendo sus brazos y núcleo brillante en toda su belleza.

Aproximadamente a 20 millones de años luz de distancia en la constelación de Leo Minor (el Cachorro de León), se ve a NGC 3344 desde una perspectiva frontal impresionante. NGC 3344 tiene la mitad del tamaño de la Vía Láctea, 50.000 años luz aproximadamente, se clasifica como una galaxia espiral débilmente barrada. La barra central es simplemente visible en esta imagen, tomada con la cámara de Campo Ancho 3 de Hubble (Wide Field Camera 3, WFC3): un carril alargado de estrellas, que se arrastra a través del núcleo de la galaxia. Los astrónomos estiman que dos tercios de todas las galaxias espirales poseen una barra que atraviesa el núcleo de la galaxia, incluida nuestra propia Vía Láctea.

La Cámara de campo ancho 3 de Hubble en el laboratorio.


La capacidad del Hubble de observar objetos celestes en diferentes longitudes de onda nos permite ver algo más que los brazos espirales que se desplazan libremente alrededor del centro en una maravillosa espiral. Esta imagen es un compuesto de imágenes tomadas a través de diferentes filtros, que van desde el ultravioleta cercano, al óptico y al infrarrojo cercano. Juntos muestran una imagen más completa de la galaxia de lo que el ojo humano podría ver.

Los brazos espirales en espiral son el lugar de nacimiento de nuevas estrellas, cuyas altas temperaturas las hacen brillar de azul, lo que hace que sean fácilmente identificables en esta imagen. Las nubes de polvo y gas distribuidas a través de los brazos espirales, que brillan de rojo en esta imagen, son depósitos de material para incluso más estrellas. Las brillantes estrellas parecidas a joyas a la izquierda de la imagen, sin embargo, están mucho más cerca de la Tierra: pertenecen a nuestra propia galaxia y ocurrió que bombardearon esta imagen del Hubble.

Hubble.


Si bien su orientación frontal revela mucho sobre la estructura detallada de NGC 3344, esta galaxia sigue siendo enigmática; los astrónomos han notado que algunas de sus estrellas externas se están moviendo de una manera extraña. A menudo, la alta concentración de estrellas en el centro de una galaxia puede afectar los movimientos de las estrellas externas, pero este no parece ser el caso en NGC 3344. Los astrónomos sospechan que estas estrellas externas que se comportan extrañamente pueden en realidad haber sido robadas de otra galaxia después de un encuentro cercano que tuvo lugar hace mucho tiempo.

La ubicación de NGC 3344 también es intrigante. Nuestra galaxia es parte del Grupo Local, que se compone de aproximadamente otras 40 galaxias, siendo la Galaxia de Andrómeda el miembro más grande. Pero NGC 3344 no es parte de un vecindario galáctico local como nosotros. En realidad, es parte de un pequeño espolón que desemboca en el Súper Cúmulo de Virgo, una enorme colección de varios miles de galaxias.

Pero se destaca de estas miles de galaxias por su belleza, que nos muestra la elegancia del Universo.

Más información.
El Telescopio Espacial Hubble es un proyecto de cooperación internacional entre la ESA y la NASA.

Crédito de la imagen: 
NASA, ESA

• Publicado en Hubble el 14 de febrero del 2.018