Atrapado en el medio.

Una galaxia lenticular.
NGC 2655.

Este bonito objeto parecido a una nube puede no parecerse mucho a una galaxia, carece de los brazos bien definidos de una galaxia espiral o el bulto rojizo de una elíptica, pero de hecho es algo conocido como una galaxia lenticular. Las galaxias lenticulares se ubican en algún lugar entre los tipos espiral y elíptico; tienen forma de disco, como espirales, pero ya no forman un gran número de nuevas estrellas y, por lo tanto, contienen solo poblaciones de estrellas envejecidas, como las elípticas.

El núcleo de NGC 2655 es extremadamente luminoso, lo que resulta en su clasificación adicional como una galaxia Seyfert: un tipo de galaxia de núcleo activo con líneas de emisión fuertes y características. Se cree que esta luminosidad se produce cuando la materia se arrastra hacia el disco de acreción de un agujero negro supermasivo situado en el centro de NGC 2655. La estructura del disco externo de la galaxia NGC 2655, por otro lado, parece más tranquila, pero tiene una forma extraña. La compleja dinámica del gas en la galaxia sugiere que puede haber tenido un pasado turbulento, incluidas las fusiones e interacciones con otras galaxias.

NGC 2655 se encuentra a unos 80 millones de años luz de la Tierra en la constelación de Camelopardalis (La jirafa). Camelopardalis contiene muchos otros objetos interesantes de cielo profundo, incluyendo el grupo abierto NGC 1502, el elegante asterismo Cascade de Kemble y la galaxia Starburst NGC 2146.

Crédito:
ESA / Hubble y NASA, A. Fillipenko

• Publicado en Hubble el 23 de abril del 2.018.