Un ojo brillante en el cielo.

NGC 6751 una nebulosa planetaria.
NGC 6751.

El telescopio Hubble ha detectado un "ojo" celeste gigante, conocido como la nebulosa planetaria NGC 6751. El Proyecto del Patrimonio Hubble está lanzando esta imagen para conmemorar el décimo aniversario del telescopio Hubble. Brillando en la constelación de Aquila, la nebulosa es una nube de gas expulsada hace varios miles de años desde la estrella caliente visible en su centro.

Las nebulosas planetarias no tienen nada que ver con los planetas. Son proyectiles de gas arrojados por estrellas similares al Sol que se acercan al final de sus vidas. La pérdida de la estrella de sus capas gaseosas externas expone el núcleo estelar caliente, cuya fuerte radiación ultravioleta hace que el gas expulsado se vuelva fluorescente como la nebulosa planetaria.

NGC 6571 se encuentra hacia la constelación Aquila a una distancia estimada de 6.500 años luz, el norte se encuentra hacia la parte inferior derecha de la imagen y el este hacia la parte superior derecha.

La imagen fue obtenida mediante la Cámara Planetaria de Campo Amplio 2 (WFCP2) del Hubble.

Crédito:
NASA / ESA, The Hubble Heritage Team STScI / AURA.

Publicado en Hubble 6 de abril del 2.000.