NGC 4696, galaxia elíptica filamentosa.

Hilos enredados que se tejen a través de una rareza cósmica.
NGC 4696.

Nuevas observaciones del Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA han revelado la intrincada estructura de la galaxia NGC 4696 con el mayor detalle jamás logrado. La galaxia elíptica es una bella singularidad cósmica con un núcleo brillante envuelto en un sistema de oscuros remolinos, filamentosos.

NGC 4696 es un miembro del cúmulo de galaxias Centaurus, un enjambre de cientos de galaxias todas juntas, unidas por gravedad, a unos 150 millones de años luz de la Tierra y ubicadas en la constelación Centaurus.

Hubble.

A pesar del tamaño del cúmulo, NGC 4696 sigue logrando destacarse de sus compañeros, es el miembro más brillante del cúmulo conocido como el cúmulo galáctico más brillante. Esto lo coloca en la misma categoría que algunas de las galaxias más grandes y brillantes conocidas en el Universo.

Incluso si NGC 4696 mantiene una compañía impresionante, tiene una distinción más: la estructura única de la galaxia. Las observaciones anteriores han revelado filamentos ondulantes que se extienden fuera de su cuerpo principal y tallan hacia fuera un signo de interrogación cósmico en el cielo, los zarcillos oscuros que rodean un centro brillante.

Un equipo internacional de científicos, dirigido por astrónomos de la Universidad de Cambridge, Reino Unido, ha utilizado ahora nuevas observaciones del Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA para explorar esta estructura en forma de hilo con más detalle. Encontraron que cada uno de los filamentos polvorientos tiene una anchura de aproximadamente 200 años luz, y una densidad unas 10 veces mayor que el gas circundante. Estos filamentos se unen y se dirigen hacia el centro del NGC 4696, conectando el gas constituyente de la galaxia a su núcleo.

Alrededores de NGC 4696.
Crédito: NASA/ESA, DSS, Davide de martin.
De hecho, parece que el núcleo de la galaxia es realmente responsable de la forma y el posicionamiento de los mismos filamentos. En el centro de NGC 4696 se esconde un activo agujero negro supermasivo. Esto inunda las regiones interiores de la galaxia con energía, calentando el gas allí y enviando corrientes de material calentado hacia el exterior.

Parece que estos arroyos de gas caliente burbujean hacia fuera, arrastrando el material filamentoso con ellos a medida que se distribuyen. El campo magnético de la galaxia también es barrido con este movimiento burbujeante, limitando y esculpiendo el material dentro de los filamentos.

En el centro mismo de la galaxia, los filamentos se enrollan y se curvan hacia dentro en forma de espiral intrigante, remolinos alrededor del agujero negro supermasivo a una distancia tal que son arrastrados y eventualmente consumidos por el mismo agujero negro.

Entender más sobre galaxias filamentosas como NGC 4696 puede ayudarnos a entender mejor por qué tantas galaxias masivas cercanas a nosotros en el Universo parecen estar muertas. En lugar de formar estrellas recién nacidas de sus vastas reservas de gas y polvo lo que hacen es sentarse tranquilamente poblándose en su mayoría por estrellas viejas y envejecidas, este es el caso con NGC 4696. Puede ser que la estructura magnética que fluye a través de la galaxia detiene el gas de crear nuevas estrellas.

Crédito de la imagen: 
NASA, ESA, Andy Fabian

Publicado en Hubble el 1 de diciembre del 2.016.

Entradas más visitadas de los últimos 30 días.

Del material que están hechos los agujeros negros.

ESO 456-67, nebulosa planetaria.

Las grandes sorpresas pueden venir en pequeños paquetes.

El Hubble Ultra Deep Field y MACS J1149.5 + 2223.

Identificado el primer planeta errante.

Júpiter y el cometa Shoemaker-Levy 9.

Fusiones de galaxias generan ondas de radio.

Arp 244, la galaxia de las antenas por el Hubble.

Cómo convertirse en una estrella.

NGC 2100, cúmulo estelar abierto.