Messier 22, cúmulo globular.

El abarrotado centro de Messier 22.
M22.

Esta imagen muestra el centro del cúmulo globular Messier 22, también conocido como M22, según lo observado por el Telescopio Espacial Hubble de la NASA / ESA. Los cúmulos globulares son colecciones esféricas de estrellas densamente empacadas, reliquias de los primeros años del Universo, con edades típicas de 12 a 13 mil millones de años. Esto es muy antiguo teniendo en cuenta que el Universo tiene sólo 13.800 millones de años.

Messier 22 es uno de los 150 conglomerados globulares de la Vía Láctea a sólo 10.000 años luz de distancia lo que le convierte en uno de los más cercanos a la Tierra. Fue descubierto en 1665 por Abraham Ihle, por lo que es uno de los primeros cúmulos globulares que se han descubierto. Esto no es tan sorprendente ya que es uno de los conglomerados globulares más brillantes visibles desde el hemisferio norte, ubicado en la constelación de Sagitario, cerca del Bulbo Galáctico, la densa masa de estrellas en el centro de la Vía Láctea.[1]

El HST.
El racimo tiene un diámetro de unos 70 años luz y, al mirar desde la Tierra, parece tomar un trozo de cielo del tamaño de la Luna llena. A pesar de su relativa proximidad con nosotros, la luz de las estrellas en el racimo no es tan brillante como debería ser, ya que está atenuada por el polvo y el gas situado entre nosotros y el grupo.

Como son restos del Universo temprano, los conglomerados globulares son objetos de estudio populares para los astrónomos. M22 en particular tiene fascinantes características adicionales: seis objetos de tamaño planetario que no están en órbita alrededor de una estrella han sido detectados en el cúmulo, parece albergar dos agujeros negros, y el cúmulo es uno de los tres únicos encontrados para albergar una nebulosa planetaria.  Unas conchas gaseosas de corta vida eyectadas por estrellas masivas al final de sus vidas.

Nota del autor:
[1]
Evidentemente M22 no se encuentra tan cerca del bulbo galáctico de nuestra galaxia, la Vía Láctea, como puede llegar a entenderse, solo que dicho cúmulo globular, M22, se observa en la constelación del mismo nombre, Sagitario. Según los datos que manejamos y con un sencillo calculo aritmético nos da que M22 se encuentra a una distancia de entre 20 a 25 mil años luz del bulbo galáctico, suficientemente lejos como para pensar en alguna interacción con el centro de nuestra galaxia. El agujero negro supermasivo de la Vía Láctea se denomina Sagitario A, Sgr A*, ya que su ubicación se encuentra en la constelación de ese mismo nombre desde el punto de vista de la Tierra.

Crédito:
ESA / Hubble y NASA

Publicado en Hubble el 6 de abril del 2.015.

Entradas más visitadas de los últimos 30 días.

Del material que están hechos los agujeros negros.

ESO 456-67, nebulosa planetaria.

Las grandes sorpresas pueden venir en pequeños paquetes.

El Hubble Ultra Deep Field y MACS J1149.5 + 2223.

Júpiter y el cometa Shoemaker-Levy 9.

Estudio en escarlata.

Arp 244, la galaxia de las antenas por el Hubble.

Fusiones de galaxias generan ondas de radio.

Cómo convertirse en una estrella.

NGC 2100, cúmulo estelar abierto.