HD 169142, un disco rodeando una estrella aislada.

Limpieza de primavera en un joven sistema estelar.
HD 169142.

En esta imagen podemos ver el disco de polvo que rodea a la joven estrella aislada HD 169142. El conjunto de antenas ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array) ha captado este disco en alta resolución tras recoger las débiles señales procedentes de los granos de polvo de tamaño milimétrico que lo componen. Los marcados anillos son gruesas bandas de polvo, separadas por profundas brechas.

Optimizado para estudiar el gas y el polvo fríos de sistemas como HD 169142, los agudos ojos de ALMA han revelado la estructura de muchos sistemas solares infantiles con cavidades y huecos similares. Se han propuesto varias teorías para explicarlos, pueden ser turbulencias causadas por inestabilidad magneto-rotacional, o la fusión de los granos de polvo, pero la explicación más plausible es que estos pronunciados huecos han sido “labrados” por protoplanetas gigantes.

Cuando se forman sistemas solares, el gas y el polvo se aglutinan formando planetas. Entonces estos planetas “limpian” sus órbitas de forma eficiente, despejándolas del gas y el polvo y acumulando el material restante en bandas bien definidas. Las profundas brechas vistas en esta imagen son consistentes con la presencia de varios protoplanetas, un hallazgo que concuerda con otros estudios ópticos e infrarrojos del mismo sistema.

Observar este tipo de polvorientos discos protoplanetarios con ALMA permite a los científicos investigar los primeros pasos de formación planetaria en un intento por develar los caminos evolutivos de estos sistemas tan jóvenes.

Crédito:
ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)/ Fedele et al.

Información adicional.
El Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), una instalación astronómica internacional, es una asociación entre el Observatorio Europeo Austral (ESO), la Fundación Nacional de Ciencia de EE. UU. (NSF) y los Institutos Nacionales de Ciencias Naturales de Japón (NINS) en cooperación con la República de Chile. ALMA es financiado por ESO en representación de sus estados miembros, por NSF en cooperación con el Consejo Nacional de Investigaciones de Canadá (NRC) y el Consejo Nacional de Ciencia de Taiwán (NSC), y por NINS en cooperación con la Academia Sinica (AS) de Taiwán y el Instituto de Ciencias Astronómicas y Espaciales de Corea del Sur (KASI).

La construcción y las operaciones de ALMA son conducidas por ESO en nombre de sus estados miembros; por el Observatorio Radioastronómico Nacional (NRAO), gestionado por Associated Universities, Inc. (AUI), en representación de Norteamérica; y por el Observatorio Astronómico Nacional de Japón (NAOJ) en nombre de Asia del Este. El Joint ALMA Observatory (JAO) tiene a su cargo la dirección general y la gestión de la construcción, así como la puesta en marcha y las operaciones de ALMA.

Publicado en ALMA 3 de abril de 2.017.

Lo más visto de los últimos 30 días.

Megafusiones de galaxias antiguas.

ALMA detecta rastros de oxígeno más distantes del Universo.

Un cuásar en el centro de un cúmulo de galaxias.

Los rayos láser de una hormiga cósmica.

La innovación avanza el sistema de obtención de imágenes 'alimentación de matriz por fases'.

El disco de la Vía Láctea es mayor de lo que se pensaba.

Descubierto un asteroide exiliado en la periferia del Sistema Solar.

Nuestro Universo Local en ultravioleta.

Gaia crea el mapa estelar de nuestra galaxia y más allá.

Cúmulos de galaxias revelan información sobre la materia oscura.