RCW 86, la supernova más vieja.

RCW 86.
Todos los ojos disponibles están puestos en la supernova más antigua jamás registrada por la humanidad. Esta imagen combina datos de cuatro telescopios espaciales diferentes para crear una vista multi longitudinal de onda de todo lo que queda del más antiguo ejemplo documentado de una supernova, llamada RCW 86. Los chinos fueron testigos del evento en 185 dC, documentando una misteriosa "estrella invitada" que permaneció en el cielo durante ocho meses. Las imágenes de rayos X del Observatorio Chandra de la NASA y el Observatorio XMM-Newton de la ESA se combinan para formar los colores azul y verde en la imagen. Las radiografías muestran el gas interestelar que se ha calentado a millones de grados por el paso de la onda de choque de la supernova.

Los datos infrarrojos del Telescopio Espacial Spitzer de la NASA, así como el Explorador de Exploración Infrarroja de Wide-Field (WISE) de la NASA se muestran en amarillo y rojo, y revelan el polvo que irradia a una temperatura de varios cientos de grados bajo cero mas caliente que el polvo que se halla en nuestra galaxia La Vía Láctea.

Al estudiar juntos los datos de rayos X e infrarrojos, los astrónomos pudieron determinar que la causa de la explosión presenciada hace casi 2.000 años era una supernova de tipo Ia, en la que una enana blanca, o estrella muerta, era empujada más allá de la Borde de la estabilidad, límite de Chandrasekhar cuando una estrella compañera dejó material sobre ella. Además, los científicos utilizaron los datos para resolver otro misterio que rodeaba al remanente: cómo llegó a ser tan grande en tan poco tiempo. Al soplar un viento antes de explotar, la enana blanca fue capaz de despejar una enorme "cavidad", una región de muy baja densidad que rodea el sistema. La explosión en esta cavidad fue capaz de expandirse mucho más rápido de lo que de otro modo tendría.

Esta es la primera vez que este tipo de cavidad se ha visto alrededor de un sistema de enana blanco antes de la explosión. Los científicos dicen que los resultados pueden tener implicaciones significativas para las teorías de los sistemas binarios de enanas blancas y las supernovas de tipo Ia.

RCW 86 está a unos 8.000 años luz de distancia. Con unos 85 años luz de diámetro, ocupa una región del cielo en la constelación meridional de Circinus que es ligeramente más grande que la luna llena.

Créditos:
Rayos X: NASA / CXC / SAO & ESA;
Infared: NASA / JPL-Caltech / B. Williams (NCSU)

RCW 86 EN INFRARROJOS.
RCW 86, TELESCOPIO ESPACIAL SPITZER.
En esta imagen de RCW 86 se combinan imágenes infrarrojas del telescopio espacial Spitzer de la NASA y el Explorador de Infrarrojos de Análisis de campo ancho (WISE), los restos polvorientos del ejemplo documentado más antiguo de una estrella en explosión o supernova. Muestra luz tanto del remanente como de la luz de fondo no relacionada de nuestra galaxia de la Vía Láctea. Los colores de la imagen permiten a los astrónomos distinguir entre el remanente y el fondo galáctico, y determinar exactamente qué estructuras pertenecen al remanente.

El polvo asociado con la onda expansiva de la supernova aparece en rojo en esta imagen, mientras que el polvo en el fondo aparece amarillo y verde. Las estrellas en el campo de visión aparecen en azul. Al determinar la temperatura del polvo en la cáscara circular roja del remanente de la supernova, que marca la medida en que la onda de explosión de la supernova ha viajado desde la explosión, los astrónomos pudieron determinar la densidad del material allí y concluir que RCW 86 debe haber explotado en una cavidad grande, soplada por el viento. Las imágenes infrarrojas, cuando se combinan con datos ópticos y de rayos X, indican claramente que la fuente del misterioso objeto visto en el cielo hace más de 1.800 años debe haber sido una supernova de tipo Ia.

El canal rojo incluye datos de ambos WISE a 22 micras (bordes exteriores) y Spitzer a 24 micras (región central incluyendo remanente). La luz infrarroja de longitud de onda más corta de WISE a longitudes de onda de 3,4, 4,6 y 12 micras está representada en azul, cian y verde, respectivamente.

Crédito:
NASA/JPL-Caltech/B. Williams (NCSU).

Entradas más visitadas.

NGC 6543, la nebulosa Ojo de Gato.

El Quinteto de Stephan.

NGC 2392, imagen compuesta de la Nebulosa del Esquimal.

Los Pilares de la Creación.

SN 1604, la Supernova de Kepler.

La medidas en el Universo.

Terzan 5, cúmulo globular por el Hubble.

Messier 42, la nebulosa de Orión distintas visiones.

Galaxias y clases de galaxias.

IC 2006, una galaxia elíptica.